El Vicepresidente

VIce
Lo lees en 4 minutos

Ficha

Rating Televitos
Título original
Fecha de estreno
Director
Año
Duración
132 minutos
Sitio web
Distribuidora

Esta semana llega a la cartelera nacional una cinta enfocada en uno de los hombres más poderosos, pero a la vez más enigmáticos de la política estadounidense.

Cuando uno piensa en la guerra de Irak, a comienzos de la década pasada, son muchos los que rápidamente culpan al presidente de aquella época, sindicándolo como el causante del conflicto. Pero también hay una gran cantidad de personas que apuntan el dedo en otra dirección, hacia la figura del entonces vicepresidente, quien se cree que fue el titiritero en las sombras, el hombre que orquestó todo.

La historia jamás contada sobre Dick Cheney, conocido como uno de los líderes políticos más herméticos dentro de la historia moderna estadounidense. De joven propenso a los excesos, terminó convertido en uno de los más sagaces burócratas de Washington, el aliado silencioso que manejó la vicepresidencia de George W. Bush con la astucia de un director ejecutivo enfocado en transformar a un país y al mundo.

LO QUE NOS GUSTÓ
La transformación de Bale. Mientras que a estas alturas es un hecho conocido que el actor está dispuesto a atravesar grandes cambios físicos a la hora de asumir un rol, esta capacidad nunca deja de sorprender. Es que luego de haberlo visto asumir papeles que le requerían estar sumamente tonificado, a pasar a este rol para el que tuvo que aumentar en casi 20 kilos su peso, mantiene su impacto sobre el espectador. Y si bien este cambio físico fue muy notorio, no se puede decir lo mismo para el personaje en sí, ya que al igual que en muchas de sus interpretaciones pasadas, el actor dependía del silencio para acentuar su perspectiva.

Rockwell y Carell. Como es de esperar de una cinta biográfica ficticia, el 99% de las escenas involucran al protagonista de la historia, pero desde un punto de actuación, este quizás no haya sido el que más destacó. Esto en gran parte se debe al notable trabajo hecho por parte de dos de los actores secundarios Steve Carell, quien da vida a Donald Rumsfeld, mentor político de Cheney; y Sam Rockwell quien incluso esta nominado a mejor actor de reparto por su papel de George W. Bush.

Lynn Cheney. Uno de los personajes que llamó mucho la atención es el de la esposa del protagonista, Lynn, quien a lo largo de la cinta se ve como la fuerza que impulsa la carrera de Cheney, y que más adelante sería su mayor apoyo en los momentos complicados.

LO QUE NO TANTO
Las transiciones. A pesar de que la historia tiene un paso bastante interesante, con momentos que absorben al espectador. Una de las características que menos nos agradó fue la manera de hacer la transición entre una escena o periodo de tiempo y la siguiente, utilizando fotografías y videos de pocos segundos que están totalmente fuera de contexto. Estas imágenes, generalmente oscuras o violentas, no entregan más a la historia que la opinión personal del director sobre el personaje en cuestión, en lo que solamente se puede asumir que es un intento por antagonizar al que debería ser el protagonista.

Género ambiguo. Más allá de que la cinta intenta venderse como historia biográfica, a poco andar es fácil darse cuenta de que este es un relato de fantasía (o a lo menos exageraciones burdas) que gira en torno a personas reales. Mientras que esto no es algo poco común, sobre todo cuando hablamos de personajes, en este caso se hace demasiado notorio, especialmente durante la última media hora, periodo que parece casi una sátira de la primera mitad de la cinta. Lo más lamentable de toda esta situación es que, a pesar de que en otras oportunidades hemos visto cómo los géneros se mezclan de gran manera, el desorden que aquí se crea termina por opacar lo que a todas luces podía ser una gran historia.

La imposición de ideales. Obviamente, al tratarse de una obra tan personalizada como lo es una película, está siempre estará impregnada con las perspectivas y creencias del creador. Pero con esto en mente, también hay que entender que el cine, sobre todo a este nivel, es algo masivo. Por esto mismo, como espectador uno espera sentarse a ver una cinta que relate una historia, no recibir una catedra de lo que es y no es moralmente aceptable, especialmente cuando se trata de una supuesta biografia. Para ponerlo de manera más simple, todos sabemos y aceptamos que Hitler era un villano sádico y hasta demente, pero aun así hay cintas que sin ser nazi lo muestran como un ser humano, frágil y vulnerable, como por ejemplo en “La Caida”. 

CONCLUSIÓN
Mientras que “El Vicepresidente” tiene aspectos muy positivos, especialmente a la hora de las actuaciones, el tono y la manera de relatar la historia, termina por alejar a los que estamos interesados en ver una cinta y no un nuevo confrontamiento audiovisual entre Demócratas y Republicanos antagonizándose mutuamente. Al final del día, la cinta se siente más como un aprovechamiento de políticas actuales con el objetivo de alguna nominación o estatuilla, que un intento de relatar la historia de uno de los políticos de mayor influencia dentro de la política estadounidense de las últimas décadas, para bien o para mal.
 

Contenido relacionado

Estrenos

La Gran ApuestaLa Gran Apuesta

En 2005 Michael Burry (Christian Bale), un excéntrico administrador de mesa de dinero y entusiasta de la música heavy metal que vive en San José, estudia miles de créditos individuales agrupados en bonos hipotecarios de alta clasificación y descubre algo sorprendente: los productos financieros...
Estrenos

Éxodo: Dioses y ReyesÉxodo: Dioses y Reyes

Del aclamado director Ridley Scott llega esta aventura épica donde con la inmersión al mundo 3D, Scott le da nueva vida al levantamiento del líder rebelde Moisés (Christian Bale) contra el faraón egipcio Ramsés (Joel Edgerton), para liderar a 400,000 esclavos a través de un monumental escape de...

Copyright © 2005-2019. All rights reserved