Deadly Class

Deadly Class
Lo lees en 3 minutos

Ficha

Rating Televitos
Título original
Canal
Año

Este jueves 17 de enero, FX estrena una nueva serie donde veremos exactamente qué ocurre cuando mezclas una escuela especializada, como lo es Hogwarts, por ejemplo, con el mundo de los asesinos más letales, al mejor estilo de “Wanted”.

Pensar en comics hasta hace poco era imaginar algo muy de nicho, donde con la excepción de los muy fanáticos, éramos muy pocos los que estábamos familiarizados con las historias que aquí se narraban. Pero con el correr de los años, este medio se ha ido masificando, abriéndose paso en el cine, y como no, en la televisión.

Y mientras que muchos de estos relatos, como “The Walking Dead” o “Preacher”, han resultado en éxitos de sintonía, creando nuevas fanaticadas con la llegada de cada temporada de estreno, también hubo algunos casos en la que simplemente no se pudo traducir como fue el caso de “Outcast”. Ahora de la mano de los hermanos Russo (Directores de “Avengers Infinity War”) en el rol de productores, nos llega una nueva adaptación de comic, que nos pondrá dentro de un colegio de criminales de elite.

Deadly Class sigue los pasos de Marcus, un adolescente vagabundo sin nada que perder, que es reclutado para ingresar en una escuela de élite secreta, donde las familias del crimen más poderosas del mundo envían a las próximas generaciones de matones y asesinos que dominarán los negocios ilegales del mundo.

Marcado como un recién llegado de poco nivel, para Marcus no será fácil mantener su código moral mientras asiste a durísimas y crueles clases de preparación para el crimen y el asesinato. Él deberá ganarse el respeto de sus compañeros, hijos de importantes y respetados mafiosos y matones, mientras lucha con las distintas pandillas despiadadas que asisten a la escuela.

LO QUE NOS GUSTÓ
El tono. Si bien la serie tiene un claro enfoque juvenil, tocando los típicos temas románticos de un chico y una chica que se gustan pero que por ‘la sociedad’ en que viven no pueden estar juntos, a lo más Romeo y Julieta, en términos generales lo que aquí encontramos es una historia bastante oscura. Esto ayuda a acercar un público más amplio y maduro que quienes verían “Teen Wolf” o “Diarios De un Vampiro”, solamente para mencionar a algunos, pero sin aislar a la audiencia primaria, los adolescentes.

Los rangos sociales. Al tomar lugar dentro de una escuela, obviamente debe haber diferentes agrupaciones sociales, que varían desde los más poderosos y populares, hasta los que prefieren caminar por los pasillos con la cabeza agachada para evitar problemas. Claramente esto lo encontramos acá, pero no depende del deporte que prácticas, ni el auto que conduces, sino de la mafia a que perteneces y de si tienes antepasados criminales. Esto le da un giro bastante interesante a lo que es la experiencia educativa que nos han mostrado, en un sinnúmero de oportunidades, las series y películas estadounidenses.

Apariciones (¿especiales?). Mientras que el elenco protagónico, por lo menos para el episodio piloto, se basa en un grupo de jóvenes, hay dos veteranos actores cuya presencia realmente ayuda a consolidar la historia. Por un lado, nos encontramos con Benedict Wong (“Dr. Strange”) en el papel del dueño y director de esta escuela tan particular, mientras que, por el otro, esta Henry Rollins, vocalista de Black Flag e icono de la música punk rock de los años ochenta.

LO QUE NO TANTO
Pospiloto.
Mientras que la historia es sorprendentemente entretenida, alejándose de todos los clichés que uno esperaría con la temática que nos ofrece, el gran miedo que nos deja no proviene del episodio, personajes o relato en particular, sino que una gran parte de los personajes que llevan el peso de este primer capítulo, según varias fuentes, no seguirían para futuros episodios, dejando nulo todo lo que vimos. Aunque esto claramente no se puede confirmar en un cien por ciento, hasta ver el segundo capítulo con nuestros propios ojos, si da paso a un grado de inquietud, especialmente considerando que disfrutamos bastante lo poco que ya hemos visto.

CONCLUSIÓN
“Deadly Class” es una de esas series que se presta para ilusionar al público, ofreciendo una historia entretenida, personajes interesantes y un mundo amplio para un público de distintos gustos y edades, siempre y cuando no haya cambios drásticos entre el primer episodio y lo que queda de la temporada.
 

Copyright © 2005-2019. All rights reserved