Cadáver

Cadáver
Lo lees en 3 minutos

Esta semana llega a la pantalla grande una cinta que nos colocará en la piel de una joven con un lugar de trabajo bastante poco común, lugar en el que cree estar sola. Pero claramente no lo está.

Uno de los grandes méritos de una cinta de terror es poder convertir cualquier lugar en la escena ideal para el miedo. Es cosa de mirar cintas como “Viernes 13”, donde un campamento de verano es transformado en una pesadilla, o “Prom Night” en la que la noche de graduación termina siendo una verdadera carnicería. Pero también hay otras cintas, que en vez de buscar cómo hacer de un lugar mundano el lugar ideal para el horror, simplemente aprovechan sitios que ya son de temer, como es el caso de “Cadáver”.

Megan Reed es una joven que comienza a trabajar como médico forense en el turno de noche en la morgue. Donde a poco de su llegada recibirá un cadáver desfigurado, para que analice la causa de la muerte. Tras la llegada de este cadáver, la joven comienza a experimentar espeluznantes visiones, e irá descubriendo una serie de extraños y violentos sucesos causados por una entidad maligna, lo que le hace sospechar que el cuerpo que ha recibido está poseído por una despiadada fuerza demoníaca.

LO QUE NOS GUSTÓ
La ambientación. Claramente la morgue es el lugar perfecto para realizar una película de terror, esa mezcla entre limpieza y purificación extrema, con el temor de estar rodeado por un sin número de muertos y herramientas para abrirlos. Pero más allá de la ubicación en sí, lo que realmente nos entrega ese factor de miedo es el juego constante con las luces, las que en muchas ocasiones sirven como aviso de lo que seguramente vendrá.

La motivación. Cuando hablamos de un demonio, rara vez necesitamos una razón para lo que hace, es malvado y punto. Pero en esta ocasión su búsqueda de matar tiene un objetivo, el cual no revelaremos obviamente, pero que de cierta manera tiene más sentido que simplemente ir de cacería. Pero no es solamente el antagonista el que podemos justificar, ya que con la cantidad de cosas extrañas que ocurren en esta morgue cualquier persona normal arrancaría sin pensarlo, pero nuestra protagonista en este caso tiene motivos para quedarse, o por lo menos no creer todo lo que ve.

LO QUE NO TANTO
Las coincidencias. Es cierto que hacer una película de terror en una morgue es una gran idea, sobre todo si tenemos una persona que se encuentra sola ahí abajo, junto con un cadáver poseído. Así que la gran pregunta es ¿Por qué no hicieron esta película antes? Y la respuesta es: si la hicieron. Hace apenas dos años Emile Hirsch protagonizó la cinta “La Autopsia De Jane Doe”, donde las únicas variaciones fueron que en vez de una morgue nos encontramos con el área de embalsamiento de cadáveres en una funeraria, y que no era un demonio sino otro ente maléfico. Con esto dicho, seguramente la película de Hirsch tampoco fue la primera en caer en esta temática, pero con apenas dos años de intervalo, la memoria sigue demasiado fresca.

La edición. El tema de la edición es realmente bastante bueno, con la excepción de los últimos quince minutos, específicamente dos escenas en la que vemos un corte bastante peculiar y cambios en los ángulos que tienden a desconcertar. Es posible que esto haya sido una decisión consciente, pero como espectador, realmente te saca de la emoción de la escena. 

CONCLUSIÓN
“Cadaver” durante gran parte de la película ofrece un concepto entretenido y hasta terrorífico, aunque debido a su similitud con la cinta anterior y algunas escenas al final de la historia, en ningún momento llega a crear la tensión que uno esperaría de una cinta de este género. 
 

Ficha

Rating Televitos
Fecha de estreno
Género
Año
Duración
86 minutos
Guión
Música
Distribuidora

Copyright © 2005-2018. All rights reserved