El infiltrado del KKKlan

El infiltrado del KKKlan
Lo lees en 3 minutos

De la mano del director Spike Lee, este jueves llega a la cartelera de cine nacional una película tan increíble como real, en la que veremos cómo un detective afroamericano incursiona en las filas de una agrupación de supremacistas blancos.

Desde su creación como nación independiente, una de las grandes problemáticas que ha afectado a Estados Unidos ha sido la discriminación racial, donde se han formado algunas de las organizaciones más infames y extremistas conocidas en la actualidad. Lo que se agrava aún más considerando que a ojos de muchos de los afectados, la policía siempre fue cómplice pasivo, si es que no participe directo, de estas situaciones, sobre todo en décadas pasadas. Pero, a pesar de ser cuestionada y muchas veces criticada, también hay casos donde a pesar del peligro o cualquier adversidad, como el de Ron Stallworth, que no iba a dejar que un pequeño detalle como el color de su piel le impidiera infiltrarse en una de las asociaciones raciales más grandes y poderosas de la nación del norte.

A principios de los años setenta, una época de gran agitación social con la encarnizada lucha por los derechos civiles como telón de fondo, Ron Stallworth se convierte en el primer detective negro del departamento de policía de Colorado Springs. Al ser recibido con escepticismo y hostilidad por parte de algunos colegas y por motivos raciales, decide seguir adelante y hacer algo por su comunidad, realizando una misión muy peligrosa: infiltrarse en el Ku Klux Klan y exponerlo ante la ciudad.
 
Fiel a su estilo particular de cine, a través de esta cinta, el director Spike Lee hace una verdadera critica a la sociedad actual, utilizando un hecho ocurrido durante la década de los setenta como pretexto para resaltar una realidad que existe actualmente. Esto se nota aun más cuando comienza a utilizar hechos o dichos de grupos que de alguna manera buscan la segregación, comparándolos con algunos personajes y movimientos sociales contemporáneos. Si bien este tipo de ejercicio social lo ha hecho en sus entregas anteriores, donde repasas situaciones típicas de la cultura afroamericana, como lo que vimos en “Crooklyn” o “He Got Game”, en esta ocasión también no entrega una historia universal que de una forma u otra puede representar a gran parte de la población.

Siguiendo un poco con la temática de estas agrupaciones raciales, si bien en todo momento y debido a sus actos de agresión y violencia, el Ku Klux Klan en todo momento es indicado como el gran ‘villano’ de la cinta, en varios momentos tiene una visión bastante crítica del movimiento de jóvenes afroamericanos y las Panteras Negras (Black Panthers). Esto ocurre sobre todo a la hora de escuchar los canticos de ambas agrupaciones, donde por un lado se escucha ‘White Power’ (poder blanco) y por la otra ‘Black Power’ (poder negro), comparándolos y dando a entender que los dos pueden ser igualmente dañinos.

Más allá de la temática de la cinta, uno de los puntos fuertes que aquí encontramos es la química que se crea entre los dos protagonistas de la cinta, John David Washington (“Ballers”), quien le da vida a Ron Stallworth y Adam Driver (“Star Wars: Los Últimos Jedi”), que interpreta al policía encubierto Flip Zimmerman, como también a ‘la versión blanca’ de Ron en los momentos en que se debe reunir en persona con el Klan.

Si bien, esta cinta se hace muy interesante, entregándonos una nueva historia, una nueva perspectiva, de la batalla continua en contra de la segregación social y racial dentro de los Estados Unidos, también hay ciertos elementos que no encantan.  Uno de estos detalles es que hay una gran cantidad de tomas, no así escenas, que resultan totalmente innecesarias, como ver al protagonista salir de un edificio desde cuatro ángulos distintos, lo que se repite constantemente. Mientras que estas situaciones realmente agregan absolutamente nada a la trama ni la estética de la cinta, tampoco resulta dañino, más allá que agregar un par de minutos a una película que ya resulta un tanto larga.

“El Infiltrado Del KKKlan” es exactamente lo que podemos esperar de un proyecto bajo el mando de Spike Lee, que en conjunto con un talentoso elenco, ha sabido entregarnos una historia fuerte e interesante, mezclada con el sentido de humor y estética a la que nos tenía acostumbrados en sus entregas anteriores.


 

Ficha

Título original
Fecha de estreno
Director
Año
Duración
135 minutos
Sitio web
Distribuidora

Contenido relacionado

Galería

El infiltrado del KKKlan

Sinopis: A principios de los años setenta, una época de gran agitación social con la encarnizada lucha por los derechos civiles como telón de fondo, Ron Stallworth se convierte en el primer detective negro del departamento de policía de Colorado Springs. Al ser recibido con escepticismo y...

Copyright © 2005-2018. All rights reserved