El Último Traje

El Último Traje
Lo lees en 2 minutos

Ficha

Rating Televitos
Título original
Fecha de estreno
Director
Género
Año
Duración
91 minutos
Sitio web

Es, literalmente, un viaje hacia el final de una vida ya cumplida, llena de recuerdos y emociones, pero por sobre todo de una amistad sin límites. Protagonizada por el gran actor argentino Miguel Angel Solá, se trata de una cuidada co producción española argentina, que a ratos logra entrelazar sentimientos y humor, pero que por alguna razón  no logra su objetivo en plenitud y quedamos con una sensación de liviandad y poca profundidad.

By M.Loreto González

Abraham Bursztein, es un sastre judío-argentino de 88 años que se siente un estorbo para su familia, especialmente, cuando sus hijas deciden vender su departamento y mandarlo a vivir a un asilo. Frente a tan sombrío panorama decide huir a Polonia y para ello recurre a una especie de organización clandestina para que le provea pasaporte y pasajes.

Este es el inicio del viaje que, en principio, no tiene explicación. Poco a poco nos vamos dando cuenta que el protagonista nació en Polonia y que en su juventud sufrió la invasión nazi y el exterminio de su raza. Mediante recuerdos en forma de flashbacks entendemos que su viaje obedece al cumplimiento de una promesa: entregarle el último traje de su vida a su gran amigo Piotrek, quien lo salvó de ir a los campos de concentración.

Por el camino conocerá a varias personas que influirán en su aventura, entre los que se encuentran Martín (Martín Piroyansky), un argentino residente en Madrid con problemas en su matrimonio; María (Angela Molina) una española dueña del hostal en Madrid donde le roban todo el dinero al viajero; Ingrid (Julia Beerhold), una alemana cuarentona que tratará de ayudarlo en su viaje y hacerle comprender que no todos los alemanes son nazis ni estaban de acuerdo con el holocausto, y a Gosia (TBC), una joven enfermera polaca que lo acompañará en el último tramo de la búsqueda de Piotrek. 

De una u otra manera, Abraham influirá de distintas maneras en las vidas de todos estos personajes y esa es al parecer la moneda de cambio por la ayuda desinteresada que le dan al viejo sastre, aunque las situaciones sean un poco inverosímiles, casi de película. Estos detalles son los que hacen obvia la película. Desde el principio sabemos lo que pasará y como el director, Pablo Solarz, no profundiza mucho en los nudos dramáticos como que falta algo en la historia.

Esta falta de consistencia hace que la emoción no llegue al climax, ni siquiera en esos momentos obvios. A pesar de ello no es una mala película, al contrario es absolutamente correcta, con todos los ingredientes, con actuaciones que cumplen, en otras palabras, planita. 

Si quieren encontrarse con una historia de redención y reivindicación saldrán defraudados. Si quieren una historia simpática, llena de estereotipos y sin mayores sobresaltos, ésta es la que buscan.

“El Último Traje” tuvo varias nominaciones al premio Goya  y su exhibición será solo en las salas de Arte del Cine Hoyts, escenario ideal para tener una idea del cine argentino más convencional.
 

Copyright © 2005-2019. All rights reserved