Mirai: Mi Pequeña Hermana

Mirai: Mi Pequeña Hermana
Lo lees en 3 minutos

Ficha

Rating Televitos
Título original
Fecha de estreno
Pais
Año
Duración
98 minutos
Sitio web
Distribuidora

Ya está en la cartelera del cine Hoyts una hermosa cinta animada japonesa, que relata la historia de un niño que tendrá que aprender a convivir con la llegada de su hermanita y dejar de ser el centro de atención.

Uno de los efectos secundarios de una cultura cada vez más politizada, que están en constante búsqueda de hacer los socialmente correcto y dejar de lado lo que es simplemente correcto. Esto también ha afectado directamente a algunas tradiciones, como podrían ser las premiaciones por ejemplo, que en las categorías como mejor película, mejor actor y mejor actriz, generalmente termina siendo un tópico controversial.  
 
Pero dentro de todas las categorías, el que probablemente menos afectado por esta onda de políticas sociales debe ser el de mejor cinta animada, donde aun podemos ver como ganan películas como “Spider-Man: un nuevo universo”, y donde la variedad y calidad son lo primordial. 

Por lo mismo, cada vez que tenemos la opción de ver una cinta que haya sido nominada en esta categoría es muy probable que nos encontramos con una historia digna de disfrutar, que es exactamente lo que nos ofrece el director japonés Mamoru Hosoda con su última entrega “Mirai: Mi Pequeña Hermana”.

"Kun, un pequeño niño disfruta de su feliz infancia hasta la llegada de su pequeña hermana Mirai. Conforme la pequeña bebé se convierte en el centro de atención de sus padres, Kun se siente abandonado y envidioso de su hermana. Poco a poco Kun se encierra en sí mismo y en el jardín de su casa dónde la magia lo llevará a un mundo dónde el presente y el pasado se juntan. Kun conocerá a sus parientes de diferentes épocas, su madre cuando era pequeña, su tatarabuelo como un joven y su hermana Mirai en el futuro. ¡Descubre la aventura y el valor de la familia con Kun!"

LO QUE NOS GUSTÓ
La fantasía. Tratándose de una animación proveniente de Japón, no es de sorprenderse que nos encontramos con una alta dosis de imaginación y situaciones que escapan del reino de nuestra realidad. Pero con esto dicho, y a diferencia de otras entregas menos sútiles, uno de los grandes aciertos de “Mirai: Mi Pequeña Hermana” es la manera en que estos hechos irreales hacen que el personaje protagónico pueda crecer y mejorar como persona.

El mensaje. A lo largo de la cinta, las distintas ‘travesías’ a la que se verá enfrentado Kun tienen todos un concepto en común, la importancia de la familia, específicamente la importancia de la nueva adición de la familia, su hermana pequeña. Pero más que esto, la historia también se trata de aprendizaje y cómo dejar el egoísmo de lado, y asumir su nuevo estatus.

La música. Dentro del cine, sin importar el género, cada día la música asume una importancia mayor y esta cinta no es la excepción. De hecho, la banda sonora es casi un marcador que nos va indicando a la perfección en que momento van a florecer cada emoción, pasada entre tonadas que, en conjunto con la historia, nos dejan al borde de las lágrimas, a otras que nos empujan hacia la risa e incluso la rabia.

LO QUE NO TANTO
El protagonista. Es interesante lo que nos produce Kun. Especialmente si consideramos que no es un personaje exagerado ni poco realista. De hecho, quizás los más desagradable que tiene este personaje es lo cercano a lo que realmente es un niño maleducado que llega a estar. En realidad, lo que molesta de Kun no es el personaje, es la manera en que representa a esas decenas o centenares de niños mal educados que uno se cruza cada día. Y si bien esto podría no molestar a padres e incluso a otros niños, para adultos que no tienen hijos propios, es un recordatorio de porque no hay que tenerlos.

CONCLUSIÓN
“Mirai: Mi Pequeña Hermana” es una cinta bien lograda, hermosa y emotiva, que gracias a la música al mensaje es capaz de llevar a cualquiera hasta las lágrimas. Pero que quizás es más efectiva entre ellos que conocen de primera fuente lo que es tener hijos o a los niños que deben convivir con sus hermanos.

Copyright © 2005-2019. All rights reserved